sábado, julio 02, 2005

Amarte así, Pocholito



Amarte así, Pocholito es como denomino a la nueva telenovela que está transmitiendo La Primera de Lunes a Viernes a las 16:00h. Realmente se llama Amarte así, Frijolito. Es súper interesante. Lo que la diferencia de las demás telenovelas (TN) y por lo que me ha enganchado es lo siguiente: es mexicana y además su protagonista es un niño muy simpático y un poco feíto pero que te llega al corazón.
Os cuento la historia así, por encima:



Frijolito (6 años) es hijo ilegítimo de Ignacio Reyes, un médico guapetón, joven, muy rico y gran benefactor de gentes humildes que termina la carrera y vuelve a su ciudad natal para trabajar en un “dispensario” en el barrio pobre (exactamente a 3 metros de distancia de la casa de Frijolito). Ignacio no sabe que es su hijo y tampoco lo sabe el niño, que cree que su papá murió antes de nacer él. El padre vive con su hermano Francisco, sus sobrinas (Daniela (mala)y Dulce(buena y amiga de Frijolito)), su novia Chantal (aunque en habitaciones separadas) y la mamá de Chantal que a su vez es la madre de la esposa de Francisco, Corina, fallecida en el parto de su segunda hija.


Volvamos a Frijolito, vive con su madre, Margarita (chica guapa con cara de muñeca chochona que viste como si tuviera 40 años), con su abuela Evangelina (que tendrá 50 y aparenta 70) y con su medio tía Rosita (que es hija del fallecido padre de Margarita con otra mujer porque éste abandonó a Evangelina tiempo ha), no hace falta decir que Rosita y Doña Evangelina se llevan como el perro y el gato, sólo les unen Margarita y Frijolito, que además comparten casa con una amiga de ella que trabaja en la casa de Ignacio Reyes, todo esto sin que las otras tres mujeres sepan que Adela, como se llama la cocinera, es empleada de Ignacio.
¿Cómo concibieron a Frijolito? Muy fácil; en cada capítulo Margarita repite hasta la saciedad a su madre que Ignacio la violó y que le odia por ello. Realmente vemos en flashbacks cómo un amigo de Ignacio (Lucho) le pone “algo” en la bebida a Margarita y después de bailar en la disco… Aquí es cuando yo recuerdo cómo a mi prima y a mí nos repetían cien veces cada sábado aquello de “no bebáis nada que os dé nadie, que os abran la Coca Cola delante vuestra” y me alegro de haber hecho caso.
La cosa es que Ignacio es muy bueno y no sabe nada de su hijo, pero casualmente se hace amigo de Frijolito y a su madre se la llevan los diablos al comprobarlo. Tras muchas peripecias donde todos están relacionados e incluso Margarita hace creer a Ignacio que Frijolito es hijo de su amiga Olga (la esposa de Lucho), Ignacio se enamora de la chochona y ahí estamos, porque Margarita le odia y quiere destruirle y él no sabe si casarse con su novia pija y guarrona Chantal o dejarla por Margarita que lo mira como si fuera un extraterrestre.
Por otra parte hay todo un chorrillero de personajillos pobretones del barrio con cien mil historias entrecruzadas, una odisea.
En cualquier caso se me olvidaba hablar de Anunciación, que es la hermana monja de Ignacio y Francisco que se ha incorporado recientemente y que quiere dejar el convento porque un hombre la besó hace cien siglos y no lo ha vuelto a ver, pero está enamorada. Yo me huelo que va a ser el médico que trabaja con Ignacio, pero el tiempo lo dirá.



La serie se compone de 120 capítulos y llevamos como 15, o sea, me quiero morir porque yo esta chorrada no la aguanto más, tendré que ver a los gilipichis del Tomate despotricando contra todos.

Lo que yo quería resaltar es que los buenos son muy buenos y muy pobres, los malos son muy malos y muy ricos y yo grito desesperadamente a la pantalla cuando sale Ignacio: “¡¡¡¡¡¡Es hijo tuyo, idiota, ¿no ves que tiene tu nombre y tu apellido?!!!!!”

Google