sábado, junio 25, 2005

III Multicultural Castillo de San Servando



Señores, ayer, viernes 24 de junio dio comienzo el III Anticultural Castillo de San Servando. Actividad perteneciente al Plan Joven de la Junta de Calamidades de Castilla la Mancha.
Presas de gran emoción nos dirigimos Pocholí y el que suscribe a la búsqueda de la cultura. El marco, es incomparable, un Castillo, de pequeño tamaño pero de los que aparecían en las conquistas de Don Quijote de la Mancha que cuando llegamos vimos que estaba escoltado por unos cinco chulomatones con camisetas ajustadas de color negro en la que se leía: Seguridad, pero ¿a quién protegen?.

Por absurdo que parezca nos pareció interesante entrar en el Castillo, craso errror, pues era necesario estar acreditado para entrar ¿por qué habilitas un castillo-albergue si inutilizas sus interiores? Primer fallo.

Viendo lo que había, y entre tanto tumulto (en todo el recinto habría unas 30 personas) pasamos a tener la primera desilusión. Una de las salas está llena con una exposición de papiroflexia (felicidades al autor de Dulcinea), un señor que tiene un negocio de tattoos y piercing y otro que hace (esto es muy fuerte) esculturas en huesos de aceitunas, con especial hincapié en la figura del centenariado Quijote. Y yo me cago en la ostia si “eso” es una muestra de las actividades culturales que hay en Castilla la Mancha. En todo caso eso son las muestras de kultura que vienen desarrollando una serie de personajillos que no tengo ni idea de a quién quieren engañar.
Aturdidos por la experiencia pasamos al escenario Barataria, la ambientación de gaita en el mundo del Quijote es lo más acertado porque tiene una relación cojonuda. Podían haber puesto el tema de Shakira y Alejandro Sanz y habría quedado también muy bien. Por culpa del calor o yo que sé se me ocurre decirle a Pocholí que si quería beber algo de los productos de La Venta del Quijote. Me soplaron 1,50 por un vaso pequeño de plástico con dos hielos y Coca Cola de botella de 2 litros. Señores, la próxima vez roben un banco o algo similar porque da pena.
Finalmente estuvimos escuchando al artista Cristóbal Prieto, que nos dio un pequeño concierto de violoncello (fue la única muestra de cultura que pudimos observar). Muchas felicidades desde aquí.

En definitiva, mucha kultura de estos pseudoalternativos que visten, compran, beben y sufren los efectos del capitalismo más atroz mientras viven en un mundo falso de subkultura creado para su propia ilusión y pena, tristeza y vergüenza ajena para los que nos interesamos por la otra cultura.

Ni una puta conferencia del Quijote, ni un debate sobre la participación de las ong’s en la lucha contra la pobreza, ni una conferencia sobre la entrada de pleno derecho de los países de la unión europea. Vamos, que yo pensaba que el circo ya lo habían puesto en la Peraleda.
Que no vuelvo más y que me da pena de que el dinero que me “quitan” de mi nómina vaya para estas actividades que no me parecen propias de un evento cultural de nivel regional.

Hoy ponían “La madre muerta” de Juanma Bajo Ulloa, una película que tengo ganas de ver. Pero paso de que los matones me miren con mala cara y los pseudo-alternativos vean en mí a un ente raro que no forma parte del klan.



Espero sus comentarios al respecto.

1 Comments:

At 9:54 p. m., Blogger Beige said...

Tiene mi Poch toda la razón del mundo. No había na más que Pseudoalternativismo, respetable siempre y cuando le cambien el nombre y lo llamen de otra manera que no contenga la palabra MULTICULTURAL. El castillo merece la pena y se estaba muy fresquito, pero 1,5 € son muchos € por un vaso de Cola servido directamente de una botella de 2 L.

 

Publicar un comentario

<< Home

Google